Prueba del MINI Cooper S Paceman

/ by:

Para el 2014 el MINI Cooper S Paceman no sufrió mayores modificaciones.

El mini cooper Paceman está construído sobre la plataforma de su hermano de 5 puertas y aunque lucen muy parecidos hay algunas diferencias que vale la pena anotar. Viéndolo desde afuera con detenimiento se nota que, por los ajustes a su suspensión para darle una dinámica más deportiva, el Paceman tiene una carrocería ligeramente más baja que la del Countryman. En términos generales su silueta posee una semblanza con un toque más deportivo mayormente acentuada con un spoiler trasero ligeramente más inclinado en forma descendente y unas luces traseras más horizontales que confluyen con la puerta trasera. A continuación te invito a ver el video de nuestra prueba:

El MINI Cooper S Paceman monta un motor 4 cilindros de 1.6 litros. La diferencia entre el modelo base y el S radica principalmente en la potencia. El Cooper S viene equipado con un turbo que ayuda a empujar los 181 caballos de fuerza con 192 libras por pie lineal de torsión.
Este motor está acoplado a una transmisión automática de 6 velocidades con opción para cambios de marcha semiautomáticos que se operan mediante palanquillas ubicadas detrás de la dirección. Ambas palanquillas tienen una operación idéntica: hacia atrás para subir de marchas y empujándolas hacia adelante para bajar, aunque si es cuestión de preferencia, la palanquilla derecha debe ser la que sube de marchas y la de la izquierda que haga lo opuesto.

Es de notarse que manejándolo en autopista y a velocidades un poco más rápidas que la cabina es ruidosa. Un acondicionamiento sonoro en la construcción de sus materiales no le vendría nada mal.

El mini Cooper S Paceman está disponible con tracción en las 4 ruedas o solo con tracción delantera como la unidad que probamos, como es natural notamos un poco de tendencia al sub-viraje en algunas curvas pronunciadas.
El interior ofrece cierta amplitud para las piernas del conductor y su acompañante, aunque no es el auto adecuado para los que son muy espigados. Los ocupantes de las plazas traseras sufrirán la falta de espacio suficiente para estirar sus piernas.
Los detalles del interior saltan a la vista rápidamente con controles muy peculiares que simulan a los de una cabina de avión. El que más sobresale es obviamente el velocímetro análogo con una enorme circunferencia ubicada en el mismo centro del tablero de instrumentación. Para algunos resulta un tanto distractor por esta inusual colocación, pero para compensar, el fabricante puso un pequeño display digital con el registro de velocidad.
A nivel de consumo de combustible se pueden alcanzar promedios combinados de 26 millas por galón (23 en la ciudad y 30 en autopista). El precio del MINI Cooper S Paceman gira alrededor de los $29 mil dólares, arrancando desde $23 mil con su modelo básico Cooper Paceman.

Fredy Wiles
by: Carpower360